www.promateriales.com
César Ruiz-Larrea

César Ruiz-Larrea

Ruiz-Larrea & Asociados

César Ruiz-Larrea es el Director General del estudio Ruiz Larrea Arquitectos. El pilar fundamental de su estudio es la sostenibilidad, en el que basan todos sus proyectos, y que es entendida como un triple concepto que engloba lo social, lo económico y lo medioambiental. En su opinión, “hoy el compromiso medioambiental exige incorporar a la disciplina de arquitectura esta nueva sensibilidad colectiva. Por ello, en el estudio seguimos trabajando en la persecución de intentar hacer buena y hermosa arquitectura, pero efectivamente incorporando todo el conocimiento adquirido a lo largo de estos años para bajar demandas energéticas, desarrollar eficientes sistemas constructivos, procesos industrializados, etc.”. En la siguiente entrevista, nos adentrará en el mundo de la arquitectura sostenible.
¿Cómo entiende el estudio Ruiz-Larrea & Asociados la sostenibilidad en la arquitectura?

En realidad ha sido un proceso que ha ido acompañando la trayectoria personal y colectiva de un trabajo de muchos, muchos años.

Inicialmente, por los años 80, cuando empiezo, intuía y reflexionaba sobre la distancia que se había producido entre la arquitectura y la habitabilidad del ser humano en ella.

Ésta responde más a planteamientos abstractos y puramente disciplinares (composición, geometrías, formas, etc.) que a propuestas donde la arquitectura resolviese otro tipo de asuntos para mí más relevantes, (confort, economía de medios, esencialidad constructiva, adecuación al clima, etc.) más en la línea que me habían trasmitido algunos de mis personales maestros. Este proceso fue conformando una serie de estrategias conceptuales y herramientas proyectuales que desde los primeros proyectos como la vivienda en el Hierro, el Conservatorio de música en Almería, las oficinas en Alcalá Galiano, etc., exploraban las posibilidades especí cas del encargo y sus condicionantes físicos (materiales, clima , programas, etc.) y así encontrar soluciones que se entendiesen desde la naturalidad del problema a resolver y los condicionantes del sitio.

Incluso inicialmente, la “sostenibilidad” era la arquitectura bioclimática y por aquellos finales de los 90 y principios del cambio de siglo tenían un componente de cambio de paradigma, con una tremenda voluntad, casi diría de posicionamiento político, reivindicativo y claramente ecológico.

Sin embargo, también tengo que decir que pienso que ese impulso se ha ido progresivamente perdiendo y el sentido verdaderamente crítico del concepto de sostenibilidad, ha ido paulatinamente siendo absorbido por el mercado y banalizado hasta tal punto que hoy en día es casi una palabra utilizada como factor de venta en cualquier cosa. Sigo diciendo aquello de que sólo hay dos arquitecturas: la buena y la mala, y que no se puede insistir en que por el hecho de proyectar desde soluciones “sostenibles” la arquitectura es ya mejor. Eso es una estupidez, y hay que dejar de adjetivar sistemáticamente la arquitectura.

Hoy el compromiso medioambiental exige incorporar a la disciplina de arquitectura esta nueva sensibilidad colectiva. Por ello, en el estudio seguimos trabajando en la persecución de intentar hacer buena y hermosa arquitectura pero, efectivamente, incorporando todo el conocimiento adquirido a lo largo de estos años para bajar demandas energéticas, desarrollar eficientes sistemas constructivos, procesos industrializados, etc. diseñar y producir con la industria nuevos materiales y, desde luego, dejando un gran papel protagonista a las decisiones pasivas en el proyecto, desde el compromiso con el lugar y realidad (clima, materiales, recursos, economía, etc.).

Los criterios energéticos son una de las bases del diseño bioclimático, ¿cómo interpretan ustedes en sus proyectos dichos criterios?

Siempre desde soluciones de diseño pasivo, que rebajen la demanda del cálculo de las soluciones activas.

¿Qué sistemas pasivos de ahorro de energía suelen poner en práctica en sus construcciones?

Desde el momento en el que nos sentamos a realizar los primeros bocetos de los proyectos, en primer lugar analizamos el clima de la zona para saber cuáles son las diferentes estrategias pasivas que podemos aplicar. Diseñamos siempre una envolvente controlada, con carpinterías, vidrios y espesores de aislamiento adecuados a la ubicación. Seguidamente nos centramos en soluciones que reduzcan la demanda energética resultante de dicha envolvente, como por ejemplo elementos de sombreamiento o de captación solar, en función de las necesidades.

Ver reportaje completo >>>>

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(13)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Promateriales
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Editorial Protiendas, S.L. Cif: B84458231 :: Avda. Juan Carlos I :: 28806 Alcalá de Henares (Madrid) :: T. +34 91 802 4120 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8