www.promateriales.com
194 Viviendas Sociales en Carabanchel
Ampliar

194 Viviendas Sociales en Carabanchel

Burgos & Garrido Arquitectos

Se trata de una promoción pública de viviendas de alquiler para jóvenes con grandes restricciones económicas y dimensionales. Para su desarrollo se ha respetado, estrictamente, la ordenación general, una interesante interpretación de la ordenanza que hace compatible la traza de manzana cerrada y el mejor aprovechamiento solar. Se ha llevado a cabo un proyecto que enfatiza su rotundidad con un lenguaje sencillo, un corto repertorio de huecos y materiales que le imprime cierto carácter abstracto y neutro.
El proyecto llevado a cabo por el estudio de arquitectura Burgos & Garrido, se trata de una promoción pública de viviendas de alquiler para jóvenes con grandes restricciones económicas y dimensionales. Respetando en su desarrollo la ordenación general, una interesante interpretación de la ordenanza que compatibiliza la traza de manzana cerrada junto con el mejor aprovechamiento solar. En este sentido, se transforma el volumen en “U”, abierto hacia la manzana colindante, en otro más articulado que multiplica el número de viviendas orientadas a Sur, enriquece la silueta del conjunto y, por medio de un bloque lineal más bajo, completa el recinto propio con un patio delimitado por piezas de alturas diversas que transforman el patio ajardinado en el corazón del edifi cio. En esta zona, se ha llevado a cabo unos jardines de presencia colorida, pero con poca demanda hídrica, que cubren con texturas diferenciadas las superfi cies blandas.

Asimismo, el proyecto acepta la disposición de los volúmenes dados y enfatiza su rotundidad con un lenguaje sencillo y neutro. El empleo de un corto repertorio de huecos según una disposición aparentemente aleatoria imprime un fuerte carácter abstracto y neutro al edifi cio. Las generosas dimensiones del patio de manzana invitan a un proyecto cuidadoso de la cota cero. Se aprovecha la disposición transversal a ambos lados de la parcela de los espacios de sótano, así el interior del conjunto conserva el terreno natural y permite emplear superfi cies permeables y plantaciones de ‘populus nigra’. Con esto, se establecen dos áreas claramente diferenciadas: de tal manera que sobre su cubierta se dibuja una gran superfi cie pavimentada de uso intensivo, mientras que el resto se resuelve con superfi cies blandas y plantaciones intensivas de árboles de especies autóctonas de mediano y gran porte. Además, se proyectan suaves alteraciones del plano horizontal con pequeñas colinas que recrean un sencillo y variado paisaje interior poblado de vegetación baja. Campos de lavandas, tomillos y romeros, que requieren poca agua para su mantenimiento, así como sinuosos caminos de tierra compactada, cubren con texturas diferenciadas las superfi cies blandas continuas y onduladas.

Más particularmente, con respecto a la vivienda, se realizan dos tipos únicos, de 36 y 47 m2, que ofrecen, gracias a la geometría rigurosa de la planta, unas prestaciones máximas para su tamaño, transparencia longitudinal y transversal, fl exibilidad de uso, huecos grandes y ventilación cruzada en todos los casos. La limitación en el tamaño del espacio privado se ve compensada por generosos espacios comunes y de circulación. No obstante, hay que tener en consideración que una vivienda pequeña no se trata de una reducción dimensional de una mayor. Gracias a estas caracteristicas se determina una nueva tipología, totalmente distinta a la de la vivienda convencional de VPO. Al tratarse de un usuario homogéneo, jóvenes, y su singular y a la vez homogénea relación con la propiedad de la vivienda, alquiler con opción a compra, también determina y modifi ca algunos convencionalismos que se emplean con mucha frecuencia en la construcción de viviendas.

En este sentido, la fl exibilidad en la disposición de las piezas, a través del uso de paneles móviles o tabiques correderos, la minimización de los espacios de circulación, concentrando la máxima superfi cie posible en el estar-comedor, así como la posibilidad de enlazar visualmente la cocina con este último espacio, han sido las bases para el diseño de estas viviendas.

Asimismo, las cocinas cuentan con una adecuada ventilación. Pueden tratarse o no como cocinas integradas, de modo que su disposición permita que el trabajo en la cocina pueda o no vincularse visualmente al estar. También se tuvo en cuenta en el desarrollo del diseño de esta tipología cómo, cada vez más, la vivienda actual se está transformando en una pequeña ofi cina. En relación a esto, la disposición del segundo dormitorio permite su uso alternativo como pequeño despacho, vinculado o no al estarcomedor.

Ver reportaje completo >>>>

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(1)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Promateriales
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Editorial Protiendas, S.L. Cif: B84458231 :: Avda. Juan Carlos I :: 28806 Alcalá de Henares (Madrid) :: T. +34 91 802 4120 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8